Feeds:
Argitalpenak
Iruzkinak

Posts Tagged ‘vasquismo’

Nafarroa Bai presentó en 2004 una nueva ilusión para los vasquistas y abertzales navarros, así como para los navarros que quieren que haya un cambio político y social en la Comunidad Foral. Vimos que se podía forjar una alternativa “euskaldun” a la política de Miguel Sanz que anulase las actitudes totalitarias de HB y ETA que habían crucificado a todo lo que sonaba a vasco en la Comunidad Foral. La disuasión de fuerzas era clara y la unión de los 4 partidos vasquistas y abertzales de Navarra fue un paso adelante que se refrendó en las urnas y que, salvo un inesperado agostazo, hubiera supuesto un cambio de Gobierno. Pero no sólo eso, sino que Nafarroa Bai se convirtió en una marca que iba más allá de la coalición, ya que incluía a independientes, que conseguían disipar, en cierta manera, el “miedo” a lo vasco existente en la sociedad navarra. El “BAI” era importante, porque aportaba un elemento positivo en una sociedad cuyos movimientos políticos eran escasos y en el que UPN tenía el Gobierno casi asegurado. Igual que en la actualidad, sólo que no se esperaba que el PSN iba a actuar poniendo a España por encima de sus electores navarros. Política de Estado la llaman.

La oposición de UPN era normal. La visión de Navarra de ambos movimientos es antagónica. Lo que no parecía tan normal fue el rechazo que produjo en el mundo de HB. La autodenominada “Izquierda Abertzale” defiende, en teoría, la unión entre fuerzas abertzales y progresistas. Postulado muy parecido al que defiende Nafarroa Bai. Todos los partidos de la coalición defienden modelos alternativos al actual modelo capitalista mercantil neoliberal; desde la democracia cristiana del PNV, hasta el socialismo de Aralar. En teoría, por tanto, el modelo social tampoco debía ser una excusa para excluirse de la coalición. Aun así, el mundo de la “Izquierda Abertzale” se mostró muy hostil a la coalición. Una hostilidad que creció a medida que los resultados de NaBai mejoraron y que tocó cumbre en las elecciones europeas cuando las fuerzas de la coalición, de manera separada, perdieron muchos votos, lo que evidenció que Nafarroa Bai es una marca. Los miembros de HB dieron a entender en Navarra el referente seguían siendo ellos, algo que, por cierto, vuelve a augurar Ramón Sola en Gara.

La realidad navarra es muy tozuda. En la actualidad los augurios de Sola sólo se cumplirían si Nafarroa Bai se rompe o ETA deja las armas. Según parece, es más probable la primera que la segunda opción, ya que HB lleva tiempo trabajando en la primera premisa. Formalmente, el “Polo Soberanista” podría integrarse en Nafarroa Bai. Se supone que esta apuesta deja a la violencia fuera de juego al igual que la coalición. Podría haber rencillas políticas en la coalición, lo que ocurre actualmente a raíz de la pluralidad de los componentes de NaBai. Sin embargo, existe una diferencia insalvable entre ambos modelos; el Polo Soberanista está controlado por HB, mientras que Nafarroa Bai es plural y eso a HB no le gusta. Asimismo, el modelo del Polo Soberanista se juega fuera de las instituciones, mientras que Nafarroa Bai lo hace dentro de ellas.

Es por esa pluralidad por la que ha triunfado Nafarroa Bai; es la fuerza del producto. Una marca que ha logrado ilusionar a parte del electorado navarro por su visión “progresista” y vasquista. Es la única alternativa seria al Gobierno navarro actual y si nos cargamos la marca condenaremos a los ciudadanos navarros a otros tantos años de españolismo rancio y carca. Sólo por eso debe mantenerse Nafarroa Bai. Los programas y las listas ya se harán. Hay que ser responsables con los retos del futuro y saber amoldarse a las necesidades de la sociedad a la que se quiere representar. Navarra pide cambio y sólo quién sepa entender las claves del cambio podrá realizarlo; por encima de los cantos de sirena de HB que ya sabe lo que tiene que hacer para integrarse en ella. Otra cosa es que no quiera.


Xabier Etxeberria

Read Full Post »

Cada vez que algún cargo público, partido político, sindicato o asociación del ámbito nacionalista vasco hace mención al carácter vasquista de Navarra o a sus similitudes, siquiera culturales, con la Comunidad Autónoma Vasca, apenas hay que esperar unos pocos segundos para que salte a la palestra algún dirigente de UPN o PSN pidiendo “respeto a la realidad socio-institucional de Navarra”.

Esa frase siempre me ha parecido una excusa para imponer –en Navarra y fuera de ella- una visión de la realidad navarra, con un pasado, presente y –sobre todo- futuro concreto y determinado, que no coincide con lo que muchos y muchas pensamos y sentimos. Es cierto que son mayoría en nuestra comunidad las personas que se sienten muy cómodas con el marco jurídico actual, pero no lo es menos que están muy lejos de acercarse a la unanimidad. Por tanto, y en la línea de lo repetidamente expresado por tantos portavoces de los partidos mencionados, propongo una serie de medidas, destinadas a acercarnos aún más a la “realidad socio-institucional de Navarra”.

Teniendo en cuenta que la representación denominada “vasquista” o “nacionalista vasca” en el Parlamento Foral se sitúa en torno al 25%, considero apropiado que se retire el 25% de las numerosas banderas españolas que ondean en nuestros balcones públicos, sustituyéndose por ikurriñas. Además, así evitaríamos nuevas “guerras de las banderas”, porque nadie podrá se podrá quejar de que no se refleja fielmente la realidad. Las banderas navarras no se tocan, claro, para algo en lo que coincidimos…

Calculando en un 16-20% el número de euskaldunes que habitan en Navarra actualmente, una de cada cinco intervenciones públicas de nuestr@s representantes debería ser en esta lengua. Como medida de discriminación positiva hacia la “lingua navarrorum”, en aquellos lugares donde el porcentaje sea más elevado, el número de intervenciones en nuestra ancestral lengua iría subiendo. Catalán y Jiménez, al euskaltegi.

En aquellas localidades donde haya otro tipo de mayorías, se respetarán escrupulosamente sus decisiones referentes a los símbolos. Al fin y al cabo, no hay democracia más cercana que la municipal, ni institución que represente de manera más ajustada el sentimiento de l@s vecin@s que un ayuntamiento.

Espero impaciente a que l@s señores y señoras de UPN y PSN empiecen cuanto antes a respetar la realidad socio-institucional de Navarra, como tanto reivindican, aunque por si acaso iré cogiendo una silla…


Jabi Arakama

Read Full Post »