Feeds:
Argitalpenak
Iruzkinak

Posts Tagged ‘UPN’

Hace poco, leía a Felipe González decir que “A Navarra hay que respetarla por su diversidad social, no por otra cosa que la mal llamada plurinacionalidad navarra”. Quizás el ex Presidente del Gobierno pecaba de honestidad y hacía –como en otras tantas veces- como que miraba a otra parte cuando se le preguntaba por el famoso agostazo de 2007 y el posible cambio de gobernabilidad en la Comunidad Foral. Bien es cierto que nuestra tierra necesita urgentemente una mudanza en el Palacio de Navarra, en la cual quepamos la mayoría que apostamos por la salida de una de las derechas más rancias e intransigentes de los últimos tiempos, la que, bajo la marca de UPN, partido político que, tras años apoltronado en palacio, ha reducido a la nada el derecho de expresión de la ciudadanía no pro-constitucional del viejo Reyno.

El cambio debe producirse en 2011, pero no a cualquier precio y en todo caso, sometidos a leyes y pactos de hierro inamovibles. Sabemos que si queremos lograr ese objetivo –que debe ser totalmente primario, el ser la 1ª fuerza en los próximos comicios, debemos potenciar el ADN de NaBai, el denominador común que provoca en cada año electoral que todos vayamos con la papeleta de la coalición a votar. El tiempo es quien está deshaciendo etiquetas y prejuicios banales acerca de supuestas peleas internas y altibajos dentro de NaBai, y por ahora, salimos victoriosos.

Creemos en una reforma territorial en la que los más acérrimos defensores de la Constitución española parecen hacer oídos sordos, una carta magna que desde su génesis y sobre todo, desde sus profundas raíces, está más que blindaba a un posible sometimiento de la progresión en los autogobiernos de las distintas CC.AA., algo que buena parte de nuestro electorado viene pidiendo tiempo atrás. Me hace gracia leerles a los más apócrifos constitucionales cuando hablan acerca de los Estados multinacionales, de la diversidad, de Euroregiones… Un debate, el de la reforma constitucional, donde debemos entrar todos, es algo que invita al debate y a la reflexión, no a la marginalidad sociopolítica. Y aquí es donde entra Navarra, con su parte vasquista totalmente relegada, arrinconada y defenestrada a efectos de una Constitución ramplona que a día de hoy, pide a gritos una importante reforma dentro del mapa territorial del Estado español, una transformación que, en parte, daría salida y respuesta a varios de nuestros problemas históricos, pero que al parecer, no interesa.

Cuando hablo de una reforma, no lo hago de manera trivial o frívola, sino madurada, concienciada y de manera gradual, pensando siempre en que no vivimos solos y que hay que buscar un punto medio en el cual podamos estar medianamente satisfechos la mayoría, y no lo que hoy en día hay; un ambiente excluyente que a corto-medio plazo, dividirá a la sociedad bajo la dicotomía de Bush Jr. a “demócratas de toda la vida” y a perseguidos, o en su defecto, a terroristas. La asimetría política es algo que reina en España desde hace siglos –y por regla general, en la mayoría de las naciones-, y es algo en lo que ninguno de nosotros nos paramos a pensar, en esos pequeños detalles que hacen a distintos territorios –como al nuestro- algo más potentes y substanciales ante los tiempos que corren de poca bonanza económica. Hablamos de territorios históricos marcados con un sello diferencial, con autogobiernos aparentemente más emancipados del poder central, que por qué no decirlo, invitan a la utopía hispánica del estado federal.

Fomentar esa “plurinacionalidad”, eliminar barreras, es algo que hay que hacer de dentro hacia fuera, empezando por barrer nuestra casa para acabar dando ejemplo a nuestros vecinos. Evolucionamos, avanzamos y detener la inercia de la sociedad, la que siempre tiende a rodar, es inevitable, algo que ninguna de las constituciones existentes a nivel mundial ha logrado a lo largo de la historia. La cinemática social es irreemplazable.

Pako Etchegaray

Read Full Post »

Cada vez que algún cargo público, partido político, sindicato o asociación del ámbito nacionalista vasco hace mención al carácter vasquista de Navarra o a sus similitudes, siquiera culturales, con la Comunidad Autónoma Vasca, apenas hay que esperar unos pocos segundos para que salte a la palestra algún dirigente de UPN o PSN pidiendo “respeto a la realidad socio-institucional de Navarra”.

Esa frase siempre me ha parecido una excusa para imponer –en Navarra y fuera de ella- una visión de la realidad navarra, con un pasado, presente y –sobre todo- futuro concreto y determinado, que no coincide con lo que muchos y muchas pensamos y sentimos. Es cierto que son mayoría en nuestra comunidad las personas que se sienten muy cómodas con el marco jurídico actual, pero no lo es menos que están muy lejos de acercarse a la unanimidad. Por tanto, y en la línea de lo repetidamente expresado por tantos portavoces de los partidos mencionados, propongo una serie de medidas, destinadas a acercarnos aún más a la “realidad socio-institucional de Navarra”.

Teniendo en cuenta que la representación denominada “vasquista” o “nacionalista vasca” en el Parlamento Foral se sitúa en torno al 25%, considero apropiado que se retire el 25% de las numerosas banderas españolas que ondean en nuestros balcones públicos, sustituyéndose por ikurriñas. Además, así evitaríamos nuevas “guerras de las banderas”, porque nadie podrá se podrá quejar de que no se refleja fielmente la realidad. Las banderas navarras no se tocan, claro, para algo en lo que coincidimos…

Calculando en un 16-20% el número de euskaldunes que habitan en Navarra actualmente, una de cada cinco intervenciones públicas de nuestr@s representantes debería ser en esta lengua. Como medida de discriminación positiva hacia la “lingua navarrorum”, en aquellos lugares donde el porcentaje sea más elevado, el número de intervenciones en nuestra ancestral lengua iría subiendo. Catalán y Jiménez, al euskaltegi.

En aquellas localidades donde haya otro tipo de mayorías, se respetarán escrupulosamente sus decisiones referentes a los símbolos. Al fin y al cabo, no hay democracia más cercana que la municipal, ni institución que represente de manera más ajustada el sentimiento de l@s vecin@s que un ayuntamiento.

Espero impaciente a que l@s señores y señoras de UPN y PSN empiecen cuanto antes a respetar la realidad socio-institucional de Navarra, como tanto reivindican, aunque por si acaso iré cogiendo una silla…


Jabi Arakama

Read Full Post »